lunes, 5 de enero de 2009

Asociación antisectas explica la situación de las sectas en el País Vasco

“En Euskadi se asientan entre 40 y 50 sectas”. Recientemente el diario vasco Deia ha publicado un reportaje sobre este tema, con ese mismo título. Firmado por Nekane Lauzirika, señala que algunas asociaciones que luchan contra las sectas alertan a la ciudadanía de que no se dejen engañar por "falsas promesas".



"Aunque vivimos en tiempos convulsos hay que alertar a la ciudadanía para que no se deje engañar por falsas promesas". Miguel Perlado, psicólogo y miembro de la Asociación de Atención e Investigación de Socioadicciones (AIS), advierte de la proliferación en el País Vasco de sectas no sólo en ámbitos de la salud física y mental, sino también en los religiosos. En estos momentos actúan entre 40 y 50 pero, según los expertos, la tendencia va in crescendo, "sobre todo a la hora de crear organizaciones pequeñas y autóctonas".

Las alarmas han vuelto a saltar en Euskadi entre las personas que llevan años luchando contra estas organizaciones. Han sonado por el anuncio de apertura de una nueva sede de la denominada Iglesia de la Cienciología en la capital vizcaína. "Lo único que busca la Cienciología, como el resto de las sectas, es hacer esclavos sicológicos y emocionales, a través de los cuales obtener dinero y poder", explica a Deia Perlado, experto de la asociación catalana que inició su cruzada hace más de 30 años contra estas perniciosas organizaciones.

La Asociación catalana, enmarcada dentro de lo que se denomina “movimiento antisectas”, de cuño laicista, presta atención cada año a unas 120 familias españolas, entre ellas muchas vascas, y hasta el momento disponen de una casuística de 1.700 pacientes. "La experiencia nos dice que la Cienciología, puesta de moda por estrellas como Tom Cruise, es una secta que manipula psicológicamente a sus seguidores".

No existen datos oficiales sobre el número de personas que han caído en sus redes. Se calcula que sólo en el País Vasco, más de 2.000 personas acuden con regularidad a alguna de ellas. "Sus responsables se aprovechan de la inestabilidad mental y emocional de los usuarios para hacerles un lavado de cerebro y convencerles de la efectividad de los contenidos y ritos de determinadas terapias. Del estudio que hicimos en Cataluña se desprende que un 0,8% de la población del Estado está afectada por las sectas", explica este psicólogo catalán.

Desde sus comienzos, hace ahora 35 años, la Asociación catalana ha atendido a familiares, pacientes y ex miembros de sectas, entre ellos de la Cienciología. "La experiencia que tenemos es extensa, porque nos han llegado muchas peticiones de ayuda para ex adeptos".

"La Iglesia de la Cienciología es uno de esos grupos con una larga trayectoria de la cual existe un amplísima documentación que muestran que los procedimiento son claramente manipuladores, coercitivos y que van orientados a doblegar la personalidad de los potenciales adeptos que pueden formar parte de la Iglesia. Este tipo de grupos se manejan con argumentos victimistas. Denuncian ser perseguidos -por multinacionales farmacéuticas, psiquiatras...- víctimas de una caza de brujas. Hacen gala de un discurso de tinte paranoide para denunciar que están siendo perseguidos por sus creencias religiosas. Esto no tiene nada que ver con la realidad".

A lo que tienen que enfrentarse muchas personas y sus familias cuando quieren dejar de ser cienciólogos, o de otras organizaciones similares, es "a la desaparición de grandes sumas de dinero y a la extorsión para no revelar determinadas informaciones. Es un tipo de dinámica que está muy estudiada y perseguida a nivel internacional y europeo".

En tiempos de crisis, las sectas redoblan esfuerzos por captar nuevos adeptos. Para ello juegan con la estética, con actores famosos, con prestigio social, con falsas promesas. Todo vale para que los colectivos más vulnerables -adolescentes, entre ellos- puedan caer en sus redes. "Cuando pasó lo de las Torres Gemelas, los cienciólogos se hicieron pasar por profesionales de la salud para captar a personas en situaciones de crisis. Estos grupos utilizan la doble moral". Doble juego no sólo usado por los cienciólogos, sino por todas las sectas que actúan en el Estado y en el País Vasco.

"En el terreno de las adicciones, el éxito de las terapias no suele ser para echar cohetes", reconoce Miguel Perlado. "Oscila en torno al 65%. Lo cual es razonablemente satisfactorio. En nuestra entidad, además de trabajar con el ex adepto que ha salido del grupo, lo hacemos también con su familia. Para conseguir el éxito terapéutico necesitamos una implicación proactiva de la familia".

En la Asociación catalana están empezando a verse también con otros protagonistas, como son los niños que han nacido en sectas. "Hay situaciones complicadas que no se resuelven inmediatamente y siempre animamos e incentivamos a que las familias tengan paciencia y sigan con la trayectoria de ayudar a la persona enganchada. Los datos nos dicen que es imposible ayudarles sin la implicación familiar".

La amplia experiencia del psicólogo catalán le lleva a afirmar que no hay un perfil único de adepto. "Lo que existen son determinados momentos en los cuales las personas son más susceptibles de entrar. Son instantes de transición, de crisis vital. Periodos en los cuales tus referencias, tus valores se ponen en entredicho y alguien desde fuera te puede ofrecer una alternativa o un proyecto muy interesante al cual tú te enganchas. Ése suele ser generalmente el momento de entrada. Desde la experiencia clínica se observa que hay diversos subgrupos de personas que pueden quedar atrapadas en franjas de máxima vulnerabilidad como los adolescentes, y otros como pacientes con problemáticas. Pero en general no existe un único perfil".

Desde algunas organizaciones que luchan contra las sectas continúan lamentándose de la falta de una legislación específica -como cuentan en países como Bélgica, Francia o Alemania- que proteja a las víctimas de estas organizaciones. "Se han propuesto diversas comisiones interperlamentarias, pero al día de hoy todo se ha quedado en agua de borrajas y, por los motivos que fueran, no han fructificado. Desde los estamentos políticos no se acaban de poner de acuerdo para abordar este fenómeno".

Fuente:
Info-RIES nº 113 (5/01/09).

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Buscador de la red Escéptica

Powered by Anillo .

Buscador de la red Parental