jueves, 24 de mayo de 2007

Grupos con comportamiento destructivo

(Chile)

El Legislativo como la mona,el Ejecutivo ídem¿
y el Judicial...?
¿República de Chile?
*Desaparecen niños
*Jueces en Chile ¿bailarines de prostíbulo?
*Otros<<<

"LOS JUECES Y PARTICULARMENTE LOS JUECES DE MENORES DEBERÍAN SER RESPONSABLES SOLIDARIAMENTE EN LO CIVIL Y PENAL DE LOS RESULTADOS PRÁCTICOS DE SUS FALLOS; ASÍ NOS EVITARÍAMOS LAS FRECUENTES ACCIONES Y OMISIONES QUE PROVOCAN QUE MENORES INDEFENSOS SUFRAN TODA CLASE DE ABERRACIONES. EL JUEZ ES EL RESPONSABLE POR PARTE DEL ESTADO DE CAUTELAR LOS DERECHOS DE UN NIÑO EN UN CASO ESPECÍFICO Y DE LA ADECUADA INSERCIÓN SOCIAL QUE SU FALLO PUEDA GENERAR EN EL FUTURO."

"Para mí que basta con llamar al SERNAC, total Chile se ha transformado en un gran hipermercado... en donde es llegar y llevar."¡¡¡SERNAC!!!, se habrían choreado la plata de las escuelas...SERNAC!!!!""¡SERNAC, me vendieron unos socialistas que resultaron neo-liberales!!! (snif)""¡¡¡SERNAC, este diputado tiene más plata que un senador...!!!"(¿Cuántos lobbys habrá hecho?)".
(es un chiste-por si no se entiende)

El "patrón sectario" se presenta en todo género de agrupaciones humanas lícitas: políticas, religiosas,
educacionales, funcionarias, fuerzas armadas, policiales, etc., transformándolas en parte y a veces completamente en ILÍCITAS; por lo que lo más correcto es denominar a éstos como:
"GRUPOS CON COMPORTAMIENTO DESTRUCTIVO"
(Oscar Gerometta)
siendo éstos los que no respetan principios fundamentales en una sociedad bajo estado de DERECHO, los que normalmente se ocultarán bajo el disfraz religioso o institucional... PODER Y DINERO suelen ser sus metas...
JUZGUE USTED MISMA/O
(en base a este pequeño muestreo)

EL NEGOCIO DE LOS CONSERVADORES DE BIENES RAÍCES

EL CONSERVADOR Y LA TRANSPARENCIAFernando PaulsenLa Tercera, domingo11 de marzo del 2007Luis Maldonado Croquevielle, el conservador de Bienes Raíces de Santiago, ha optado legalmente por visibilizar un problema de su intimidad, al entablar una querella por intento de extorsión contra Carolina Leal y su abogado, Marcelo Jadue, lo que podría redundar en un juicio abierto que eventualmente afecte la imagen de uno de los poderes económicos más poderosos (y desconocidos) del Estado.Buena parte de la opinión pública conoció de esta querella del señor Maldonado a través de declaraciones a la prensa que hizo el conservador, mientras salía de una serie de visitas privadas a ministros y al presidente de la Corte Suprema, a quienes – según él mismo dijo- les fue a contar su situación. Lo anterior no generó, que yo sepa, ningún escándalo dentro del Poder Judicial. No hubo planteamientos públicos ni del Colegio de Abogados, ni de la Asociación de Magistrados, ni del ministro de Justicia, que la semana anterior había dado su opinión respecto de un fallo que afectaba a un juez.Los conservadores y notarios siempre han estado en la controversia por la opacidad de su sistema de nominación. Los criterios que la Corte Suprema tiene para presentar ternas o definir los cargos son desconocidos y no se hacen públicos. La vinculación familiar que muchos de estos nominados tienen con personeros del Poder Judicial ha llevado a que se cuestione seriamente su génesis, y el caso del Conservador de Bienes Raíces de Santiago parece un ejemplo de texto: hijo y cuñado de ex presidentes de la Corte Suprema y hermano de la fiscal de la misma Corte, Mónica Maldonado.El marco rediscusión sobre transparencia que embarga al país creo que obliga a revisar cómo determinados nombramientos públicos todavía se pueden hacer de la forma que se hacen. Un funcionario judicial que gana seis o siete veces lo que gana el Presidente de la República, que no tiene sueldo sino derechos que cada persona o empresa que inscribe una propiedad deben pagarle directamente, es nominado a un cargo vitalicio. Emanado su poder de la decisión de la Corte Suprema, que a la vez es el máximo tribunal de la república en casos judiciales, por la dinámica de las apelaciones y los recursos de nulidad. Situación que puede ocurrir con Maldonado y su querella por extorsión, lo que no inhibió ni a él ni a los ministros que visitó, para que antes de empezar el juicio, el Conservador se reuniera con quienes eventualmente podrían ser la última instancia de su caso y les contara privadamente su situación. ¿Esto es igualdad de oportunidades en materia de justicia?Cuando a la transparencia le allegado, por fin, su momento y se abren nuevas páginas de Internet con cada vez mayores informaciones sobre el estado y sus funcionarios; cuando las discusiones se arman sobre la existencia o inexistencia de títulos académicos o en torno a los méritos para ganar una beca presidencial; cuando parece que se votará este año una regulación del lobby, ¡tate! Que se viene un caso judicial que parte con una flamante alteración de la igualdad de oportunidades y que abarca al detentor de un cargo que forma parte de una de las estructuras de poder más fuertes y opacas del país. Es hora de la transparencia.
PERIODISTA Y CONDUCTOR DE CHILEVISIÓN

NOTARIOS Y CONSERVADORES(ACLARACIÓN)Señor Director:Hace un par de semanas, en columna publicada en La Tercera, Fernando Paulsen hizo una fuerte crítica al Poder Judicial con motivo de los nombramientos de notarios conservadores, imputándole a la Corte Suprema hacer nombramientos poco transparentes y basados en el nepotismo. Dado que lo afirmado refleja un absoluto desconocimiento de la forma en que se encuentra regulado este proceso, me permito explicarlo brevemente.El concurso para los cargos es llamado a través del Diario oficial y todo aquel que se interese en él y cumpla con los requisitos establecidos en la ley puede postular. Luego, la respectiva Corte de Apelaciones procede a formar la terna de acuerdo con los antecedentes presentados por los postulantes. Toda persona que haya postulado y que considere que ha sido excluida por causa injustificada en la respectiva terna tiene derecho a reclamarla.De acuerdo con lo dispuesto en el mismo Código orgánico de tribunales, la Corte de Apelaciones respectiva remite todos los antecedentes del concurso al Ministerio de Justicia (art. 291). Finalmente, es el Ejecutivo, a través del ministro de Justicia, el que nombra al notario, conservador o archivero.Como se puede apreciar, la Corte Suprema no interviene en el proceso de nombramiento de notarios, conservadores archiveros y el Poder Judicial no nombra. Espero que estos antecedentes permitan superar el desconocimiento en esta materia así evitar que repitan acusaciones que causan un grave daño a la honradez de este poder del Estado.
Alfredo Martin IllanesVicepdte. Asoc. Notarios, Conserv. Y Archiveros Judiciales de ChileLa Tercera (Correo), domingo 25 marzo del 2007

EN ENTREDICHO EL HERMÉTICO NEGOCIO DE CONSERVADORES Y NOTARIOS
Diario Financiero (26-05-2006)
“Mejor que ganarse el Kino”.
Esa es la idea que ronda en el ciudadano común cuando observa con un dejo de envidia la labor que realizan -y sobre todo por los retornos que por ella perciben- los Conservadores de Bienes Raíces y Notarios en Chile. Un negocio monopólico, el sueño de la mayoría de los estudiantes de Derecho, una casta cerrada donde si bien son muchos los llamados son pocos los ‘designados-escogidos’... Estas son parte de las críticas que se escuchan entre quienes hacen uso obligado de sus servicios. Como contrapartida, nadie duda del celo con que protegen la propiedad privada, siendo los mejores en este aspecto en América Latina, lo que ha permitido el desarrollo del sistema hipotecario. Porque en Chile, el que es dueño es dueño y no hay más. Con 149 años de existencia estas figuras permanecen prácticamente intactas de cómo las ideó Andrés Bello, lo que ha elevado las críticas por su falta de modernización. La última provino de la presidenta de la República, Michelle Bachelet, el pasado 21 de mayo. Transparencia versus hermetismo. Esa parece ser la clave para adecuar a estos llamados “guardianes de la fe pública” al siglo XXI, pues el velo de misterio que cubre su gestión les está jugando en contra. Tanto, que todavía hay quienes piensan que dicho cargo es vitalicio y hasta han propuesto que este aspecto sea parte de la reforma del gobierno. La verdad es que en 1995 se introdujo una modificación legal que limitó hasta los 75 años el ejercicio del cargo. Aún así, existen Conservadores que actualmente superan los 40 años de servicio. “La edad de jubilación se debería bajar de los 75 a los 70 años, pero es un tema que habrá que discutir”, afirma el ex ministro de Justicia y actual senador, José Antonio Gómez (PRSD), quien además es partidario de revisar este tope para todo el Poder Judicial. Previo a la limitación de la edad, los Conservadores y Notarios si tenían buena salud podían ejercer incluso más allá de los 90 años, pero muchas veces a partir de los 70 años dejaban de invertir en una mejor gestión.
QUITANDO EL VELO ¿Qué tanto hay de cierto en la percepción que tiene la población sobre los conservadores y notarios? Poco o nada se conoce del trabajo y la forma en que lo desempeñan, pues el hermetismo es norma; al punto que ni siquiera entre ellos saben con certeza cómo labora su competencia. “No es posible que los trámites demoren varios días o semanas, ni que su costo sea tan elevado”, dijo la presidenta y anunció la reforma. Lo que la mandataria no dijo fue que las tarifas son fijadas por el Ministerio de Justicia y el último reajuste se publicó en el Diario Oficial el 3 de diciembre de 1998. Además, la estimación de la cartera aún es discrecional, pues hasta marzo de este año no habían estudios que determinaran el costo de entregar los servicios. En el tercer mes de 2006, el Poder Judicial terminó el estudio: “Diagnóstico y propuestas para la determinación de aranceles de los auxiliares de la administración de justicia”. Entre sus conclusiones se señala que “los costos de las actuaciones registrales (Conservador) están entre dos o tres veces más altos de lo que actualmente se cobra”, asegura el presidente de la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile, Elías Mohor Albornoz. En este punto y en los demás hay que hacer un alcance: No todos los notarios y Conservadores cobran lo mismo por iguales trámites. Así como hay algunos que se ajustan a la ley, o cobran menos, otros la superan. “Sabemos que las situaciones son disímiles y que hay islas. Es muy probable que exista alguno que haya excedido algún día el cobro de aranceles”, argumenta Mohor, quien actúa como vocero de los 90 Conservadores organizados. Para el público en general los precios no son claros y en algunos conservadores hay reticencias a entregarlos por teléfono. Legalmente existen dos tarifas. Una que rige a Santiago, San Miguel, Valparaíso y Viña del Mar y la otra para el resto del país. La primera permite el cobro de hasta el 2 x 1.000 sobre el monto de la cuantía del contrato. La segunda, el 3 por mil. A ello hay que sumar el pago de la inscripción, de la provisión, los certificados de gravámenes y las copias que requiera el interesado. Adicionalmente la ley establece un techo máximo de cobro respecto del volumen de la cuantía que está fijado en $ 128 millones (Ver ejemplos).
UN BMW ALMES Si las tarifas cobradas son disímiles, también lo son los ingresos percibidos. A mayor tamaño de la jurisdicción, mayores son los recursos. Por ello, la figura del ex Conservador de Bienes Raíces de Santiago, Herman Chadwick, se mantiene en el inconsciente colectivo como el mayor contribuyente del país. De montos percibidos hay reticencia para hablar. En el Servicio de Impuestos Internos (SII) recalcaron que la tributación de las personas y empresas es confidencial, por lo que divulgarla implica una falta que se sanciona. Mohor asegura que cada caso es una isla, por lo que no sabe cuánto ganan sus pares, sin embargo no tiene problemas en revelar que él, como Conservador de Buín y Paine puede recibir entre $ 10 y $ 15 millones mensuales, y tras hacer los descuentos respectivos y pagar a sus 10 funcionarios llega a un sueldo aproximado de 1,5 a 2 millones. ¿Alguien puede ganar $ 80 millones o más? “Desconozco esa situación, es un dato contable muy detallado. A lo mejor un Conservador del Nivel de Santiago (Luis Maldonado Croquevielle), pero lo dificulto. No es fácil. El número de funcionarios que tiene Santiago llega a 370, es el Conservador más grande de Chile”,comenta. Si así fuera, el sueldo le permitiría comprar un BMW al mes. Como Santiago concentra la mayor cantidad de población tiene 3 Conservadores: Luis Maldonado Croquevielle, Conservador del registro de propiedad y comercio; Edmundo Rojas García, Conservador de Hipotecas y Gravámenes, y Kamel Saquel Zaror, Conservador del Registro de Provisiones e Interdicciones.
NOMINACIÓN Inmediatamente abierta una vacante todos los interesados postulan a través de un concurso público ante la Corte de Apelaciones del territorio jurisdiccional donde se produce el cupo. El único requisito es que sean abogados. Luego, los entrevistan los ministros del tribunal de segunda instancia y elaboran una terna que presentan al presidente de la República. No obstante, los criterios para la selección de los tres candidatos son discrecionales y dependen exclusivamente de los jueces, por lo que es vox populi que a mayores contactos, hay más posibilidades de ser escogidos. En España, en cambio, los abogados hacen carrera para llegar a ser Conservadores, por lo que están debidamente calificados y su elección es más transparente. José Antonio Gómez se manifiesta partidario de estudiar “cualquier fórmula de nombramiento que sea posible. Hoy día existe una que establece la ley hace muchos años, pero si hay que modificarla estoy abierto a ese criterio también”.
FEUDOS Una vez que llegan al cargo, los Conservadores y Notarios operan con autogestión financiera. Administran sus oficinas de forma exclusiva en el territorio jurisdiccional asignado. Aumentar o disminuir el número de estos personeros depende del ministerio de Justicia. Así, se manejan como una verdadera empresa, en su calidad de funcionarios públicos de segunda categoría dependientes del Poder Judicial. Si se equivocan con algún documento están obligados a responder con su propio patrimonio. Pese a ser los custodios de la fe pública, tienen amplia libertad para ausentarse de su puesto de trabajo dejando a un delegado: el primer oficial. En el caso de los notarios, aunque las escrituras digan que la firma se hizo ante la presencia de éstos, no son pocas las veces en que vendedor y comprador jamás conocieron al hombre de la rúbrica. El único control que tienen es una visita cada dos meses de un representante de la Corte de Apelaciones o del Juzgado respectivo. Claro que todos saben cuando los van a fiscalizar y, en el caso, de ser sorprendidos en una infracción arriesgan una mala calificación que incluso puede terminar exonerándolos. Pero, esas son situaciones excepcionales porque en la práctica el control no es efectivo porque los fiscalizadores “no son expertos en estas materias”. De ahí que algunos plantean que debiera existir una Superintendencia que los fiscalice de verdad. En algunos casos, sobre todo en las notarías, a veces hay competencia desleal si, por ejemplo, un notario “x” le paga a sus trabajadores un porcentaje por la cantidad de trámites realizados y el notario que está cerca no lo hace. Suele suceder que ante el rechazo de ciertos trámites por parte del segundo, el público acuda al primero, que es menos selectivo, porque así también le conviene a sus empleados. Fojas y más fojas Cada Conservador debe velar por resguardar los títulos de dominio, escrituras y cuanto documento acredite la propiedad, lo que queda en los Registros (libros). Estos se guardan en sótanos, bodegas, bibliotecas y hasta en sus casas. “Llevo 24 años como conservador y mantengo registros desde 1884. Estamos hablando de muchos volúmenes, por lo que si alguien visita mi casa se dará cuenta que ha desaparecido”, dice Mohor. Como todo es papel ¿qué pasaría si se lo comen los ratones o hay un incendio como el que afectó a la Policía de Investigaciones? En el Conservador de Bienes Raíces de Santiago, los libros que entregan a consulta de los interesados tienen un respaldo tecnológico. Así también ocurre con parte de la información que posee el Conservador de Buin. Pero esto no se replica en todo el país. Elías Mohor cuenta que recién ahora que la presidenta anunció la reforma, sus pares más reticentes a los cambios se contactaron con la agrupación para informarse y conocer el sistema que quieren implementar
TARIFAS DE CONSERVADORES Por ley, Santiago, San Miguel, Valparaíso y Viña del Mar cobran 2 x 1000 (0,002%) sobre el monto de la cuantía del contrato. Ejemplo, un inmueble de $ 40.000.000 cancelará $ 80.000 (2 dividido por 1.000 y multiplicado por los 40 millones). El resto del país cobra 3 x 1000 (0,003%). Es decir, un crédito de $ 40 millones pagará $ 120.000. Claro que a esto hay que agregar $ 8.800 por la inscripción de la provisión, $ 5.200 por las copias de las inscripciones (cada copia vale $ 2.600) y $ 6.600 por el certificado de gravámenes y provisiones. Conclusión: el monto total a pagar será de $ 140.600. Ahora, la cuantía máxima a considerar será $ 128 millones. Si un inmueble o crédito supera los $ 6.200 millones el cálculo se hará sobre $ 128 millones. Es decir, si se aplica la regla de 2 x 1.000 el cobro máximo llega a $ 256.000 y con la regla de 3 x 1.000 pagará $ 384.000, pero por cada inscripción solicitada. Por ejemplo, si compra una casa en $ 300 millones y el Banco le presta $ 200 millones: deberá pagar la compra venta y la hipoteca de $ 200 millones. Es decir $ 768.000. A esta última cifra también hay que sumar la incripción de las provisiones, certificados de gravamenes, copias de inscripciones, etc. Cabe consignar que hasta 1984 los conservadores tenían el registro de los vehículos. Ahora lo lleva el Registro Civil el cual cobra una tarifa única independiente del valor del automóvil. Para las transferencias hay que cancelar $ 17.080 y la primera inscripción cuesta $ 24.000, pero sube a $36.640 por las copias de la patente.
TRÁMITES ON LINE La idea de modernizar el servicio que entregan los conservadores ha tomado cada vez más fuerza, afirma el gerente de Servicios Registrales, Luis Maldonado Concha, quien comenta los avances informados en la última reunión de la Corporación Chilena de Estudios de Derecho Registral, que se realizó a mediados de este mes en Viña del Mar. Todos los años, en mayo, se reúnen los miembros de la Corporación que a través de este cónclave trazan los pasos a seguir ¿su objetivo? Llevar a los conservadores a la red. Por ello, en 2005 llamaron a licitación para desarrollar el Sistema de Información Registral Conectado que se lo adjudicó la firma Neoris- la idea, explica Maldonado apunta a facilitar el acceso del público a la solicitud de los distintos trámites de los Conservadores reunidos en esta Corporación, a través de un portal único. El sistema promete convertirse en un servicio más amigable, rápido, expedito, transparente, fácil y con cobros uniformes, donde la única diferencia estará dada por los costos de envío. Se esperan 120 mil visitas al mes en el sitio www.cbrchile.cl. Y se podrá desarrollar vía Internet, el 90% de los trámites que hoy se realizan por ventanilla en los Conservadores. Maldonado aclara que en la primera etapa habrá algunas solicitudes que no se podrán desarrollar porque requieren de la autorización de la firma electrónica y ésta está a la espera del reglamento que la regula.

ENFOQUE: PITUTO COLONIAL Las atribuciones del cargo de conservador de Bienes Raíces se han mantenido intactas desde que fueron establecidas en un Chile muy diferente al de hoy, el de 1857, cuando entró en vigor en Código Civil de Andrés Bello. ¿Qué justifica que una institución creada para funcionar en un país oligárquico del siglo XIX siga vigente en uno que se interna en el siglo XXI aspirando, al menos en teoría, a la meritocracia? Pese a que la pregunta surge a raíz de un caso que pertenece a la esfera de la crónica roja - el escándalo que involucra al actual titular del puesto-, la forma en que el tema ha sido puesto en la agenda es menos relevante que la constatación de que su existencia no encuentra justificación en un país moderno. Por ley, para ser conservador de Bienes Raíces se necesita sólo tener un diploma de abogado. Para desempeñar el cargo, que se ejerce hasta los 75 años, se requiere firmar documentos, actuando como ministro de fe en inscripciones de bienes raíces, hipotecas y gravámenes, además de registros de aguas y de prendas. Por desempeñar ese papel -que, valga la repetición, consiste básicamente en firmar papeles-, el conservador de Bienes Raíces de Santiago recauda unos $ 100 millones mensuales brutos -unos $ 60 millones líquidos-, lo que lo convierte en el funcionario público mejor remunerado y en la persona natural que más paga impuestos en el país. El contraste entre los requisitos y la función es la mejor prueba de que lo que de verdad importa para asumir el puesto son los contactos. Se requieren buenas conexiones en la Corte Suprema -que elabora la terna de aspirantes- y también credenciales políticas de peso para ser el escogido por la máxima autoridad del país. Aunque es el más evidente, su caso no es el único. Por algo preside la Asociación Nacional de Conservadores, Notarios y Archiveros Judiciales. En suma: un pituto insuperable y con una larga tradición. En suma: un caso que traspasa las fronteras de la crónica roja.
(http://www.latercera.cl/medio/articulo/0,0,38039290_101111581_255635429,00.html)

EL POLÉMICO CONSERVADOR La semana pasada, el conservador de Bienes Raíces de Santiago, Luis Maldonado, salió del anonimato de su cargo para querellarse contra una ex compañera de trabajo, a quien acusa de estar extorsionándolo. Aunque es el funcionario público mejor pagado del país y también el principal contribuyente, poco se sabe de su historia. Por Patricio Corvalán Luis Alberto Maldonado Croquevielle (62, separado, tres hijos) había conseguido mantener hasta ahora un muy bajo perfil público, pese a que lleva diez años en uno de los sillones más apetecidos del sector público: el del conservador de Bienes Raíces de Santiago, cargo cuyo sueldo, según algunas estimaciones, llega a los 50 millones de pesos mensuales. Debido a eso, además, Maldonado es el primer contribuyente del país. Por sus oficinas, y en su condición de ministro de fe, pasan todos las inscripciones de propiedades, hipotecas, gravámenes y pagos de registros de aguas y prendas que se realizan en la capital. Por sus dimensiones y población, Santiago está repartido entre tres conservadores: el de Propiedad y Comercio, a cargo de Maldonado; el de Hipotecas y Gravámenes, que ocupa Edmundo Rojas, y el de Provisiones e Interdicciones, en manos de Kamel Saquel. Aunque los tres comparten los gastos de oficina y personal -en total más de 450 personas-, Maldonado es, al final, el que percibe los mayores ingresos. Su tranquilidad, sin embargo, se rompió la semana pasada, luego que interpusiera una querella contra una mujer que supuestamente lo estaba extorsionando. Según consta en el recurso, Carolina Leal, una antigua compañera de trabajo de Maldonado en el conservador de Bienes Raíces de Rancagua, le pidió 200 millones de pesos para devolverle unas fotos supuestamente comprometedoras. Si no pagaba, ella las haría públicas. La propia Leal dijo a la prensa que al momento de las fotos ambos eran pareja, y que ella tenía 15 años de edad. También lo acusó de haberla inducido a consumir drogas, y anunció que sólo buscaba que Maldonado le pagara una supuesta deuda por bienes que él mantenía en su poder. Con esos condimentos, la historia no demoró en encender y sorprender, sobre todo en el entorno del conservador, un hombre al que definen como quitado de bulla, de bajo perfil y que aunque no fuma ni toma le reconocen una debilidad: las mujeres.
CARRERA EN EL PODER JUDICIAL Hijo del ex presidente de la Corte Suprema Luis Maldonado Boggiano, el conservador pasó parte de su infancia en la Sexta Región. Fiel a la tradición familiar, se inscribió en Derecho, en la Universidad Católica. No era un alumno sobresaliente, a diferencia de su hermana, la ahora fiscal de la Corte Suprema Mónica Maldonado, quien iba un año más arriba en la carrera. De esos años sus compañeros no tienen muchos recuerdos, salvo su personalidad galante con las mujeres. Una compañera cuenta la siguiente historia: "Debe haber sido en 1965 cuando una compañera mía llamada Paz fue elegida reina. En la fiesta de coronación, los hombres no se le acercaban por temor al rechazo, hasta que Luis tomó la iniciativa y la sacó a bailar. Estuvieron juntos toda la noche y cuando ella quiso irse, él le propuso acompañarla hasta su casa. Ella le dijo que no era necesario, pero él insistió". Según recuerda esta amiga, Maldonado tomó a la reina del brazo y le dijo "ni vos sin mí, ni yo sin vos". Y la fue a dejar. Al egresar consiguió un trabajo en Lan Chile, en el departamento de relaciones públicas de la empresa, una experiencia que para entonces era casi desconocida. En las oficinas destacó, y su talento le valió el apodo de "Biendonado". MOVIENDO PIEZAS Cuando en 1997 Herman Chadwick Valdés dejó el puesto en Santiago tras 20 años a la cabeza, un grupo de cincuenta abogados postuló al cargo a través de un concurso público establecido, en este caso, por la Corte de Apelaciones capitalina. El único requisito para postular al puesto -que se llena por concurso público- era ser abogado. En estas situaciones, la formalidad está escrita e implica que los profesionales deben pasar por una entrevista con los ministros de ese tribunal, quienes luego elaboran una terna con los candidatos más aptos. Esa lista se presenta al Presidente de la República, y es él quien en definitiva escoge al personaje. En los pasillos de los tribunales se sabe que, al igual como sucede con las notarías, cuando se produce un cupo en los conservadores, el lobby es una pieza clave. El propio Maldonado dijo a la prensa, en enero de 2001, que había realizado "un intenso lobby con todos los ministros de la Corte de Apelaciones" para lograr imponerse en el cargo ante Marco Aurelio Perales (notario de Melipilla) y Eduardo Bravo (notario de Valparaíso). El abogado gozaba, además, de buenas relaciones en el Poder Judicial. No sólo su hermana estaba en la fiscalía de esa corte, sino que además su padre había presidido el máximo tribunal. En diciembre de 1997, el propio presidente Eduardo Frei lo llamó para comunicarle su designación. A su lobby se había sumado, además, su amplio currículum (ex conservador de Santa Cruz y Rancagua) y la nota con la que el Poder Judicial lo había calificado el año anterior y que descollaba en la primera página de sus antecedentes: 6.95. MAREOS Y ENVIDIAS Después de su paso por Lan, el entonces joven abogado de 23 años les hizo caso a los consejos de su padre para que ingresara al Poder Judicial. Fue en julio de 1967 cuando entró a ese servicio, y de inmediato, recuerdan quienes lo conocieron en esa época, se acomodó. Nunca le había gustado, según coinciden sus cercanos, ser litigante ni mucho menos formar su propio estudio. En un comienzo su carrera en el Poder Judicial se desarrolló al alero de su padre, quien era ministro de la Corte Suprema cuando Maldonado fue elegido para asumir el Conservador de Bienes Raíces de Santa Cruz. La zona le era conocida, porque su familia tenía campos y allí pasaba sus vacaciones. Se suponía que en esa localidad pasaría un largo tiempo, pero para asombro de los abogados que lo conocían, Maldonado pensaba llegar pronto al mismo cargo en Rancagua. "Siempre quiso moverse lo más rápido posible", dice una persona que trabajó con él en esa localidad. A mediados de los '80 lo consiguió. Como se comenta en círculos judiciales, el paso lógico para llenar el cupo rancagüino es dado por quien ocupa el puesto en Santa Cruz, por lo que cuando le avisaron su nombramiento no se sorprendió. "Pero sí se mareó -relata un cercano-, porque le gustaba pasarlo bien. Estoy seguro que la plata le hizo mal". En esa misma época conoció a Carolina Leal. La madre de ella trabajaba en esas oficinas y un verano la llevó para que cumpliera con algunos mandados. "Este señor siempre ha sido encantador -dice una funcionaria que trabajó con él en el conservador de Rancagua-, un seductor que se preocupaba de detalles poco comunes, como las fechas de los cumpleaños. A eso se le suma que es inteligente, trabajador, con poder y dinero". Aunque los supuestos deslices eran comentados entre esas paredes, la hoja de vida de Maldonado ha sido siempre intachable. Y eso, según cercanos, sigue generando envidia. LAS CRÍTICAS El cargo de conservador siempre se ha caracterizado por un bajo perfil. Pero ha habido excepciones. Una de ellas fue la muerte, a mediados de los '70, del entonces titular de Santiago, que nunca ha sido esclarecida completamente. De acuerdo a ciertas publicaciones de prensa, Renato León Zenteno habría muerto a manos de agentes de inteligencia del régimen militar, quienes lo habrían envenenado con gas sarín para que no siguiera investigando las propiedades de personeros de gobierno. Sin embargo, otra versión -que hoy varios abogados recuerdan- señala que León Zenteno apareció asesinado en un hotel de Valparaíso como víctima de una venganza amorosa. En el caso de la supuesta extorsión contra Maldonado, la fiscalía está investigando si existe algún nexo entre Carolina Leal y algunos funcionarios del conservador. Esa es una de las razones que el propio abogado esgrime para excusarse a hablar con Qué Pasa. Aunque en un primer momento accedió a una entrevista, al poco rato adujo que su defensor, Luis Ortiz Quiroga, le pidió que se alejara de los medios. "Me dijo que me mantuviera en silencio, porque exponerme es perjudicial para mí", dice. Los cercanos a Maldonado coinciden en que no se da grandes lujos y tampoco tiene numerosas propiedades considerando, señalan, sus ingresos: un departamento en Lo Barnechea, un campo en Codegua y una propiedad que adquirió recientemente en el lago Todos los Santos. Destacan, además, que siempre ha sido partidario de aumentar los conservadores en Santiago y que ha hecho un importante trabajo en su registro. "A diferencia de otros funcionarios de su rango, se ha preocupado de modernizar el sistema y de incorporarle tecnología", dice un funcionario de las oficinas de Santiago. Aparte de su cargo como conservador, en el pasado sólo se le conoció su desempeño, en los '70, como director suplente de Petrodow, una de las mayores empresas productoras de polietileno del país. Hoy ejerce también como presidente de la Asociación de Notarios, Conservadores y Archiveros Judiciales de Chile. Según la ley, a Maldonado le quedan todavía 12 años en el puesto, que por ley sólo puede ejercerse hasta los 75 años. Si todo vuelve a la rutina, en estos próximos 12 años Maldonado podrá acumular en su cuenta corriente la suma de 11 mil 520 millones de pesos. Nada mal para un funcionario público. (http://www.latercera.cl/medio/articulo/0,0,38039290_101111578_255622896,00.html)

Escríbe a Oscar Gerometta Para más información

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Buscador de la red Escéptica

Powered by Anillo .

Buscador de la red Parental